Skip to main content

Razones por las que debes comprar un coche eléctrico y razones por las que no debes comprarlo

Cuando hablamos de coches, siempre salen al tema conceptos como: contaminación, consumo, precio, mantenimiento, etc. Es importante analizar cada uno de estos motivos y pensar un poco sobre cada uno de ellos y ver si de verdad valdrá la pena olvidarte de la bomba de gasolina o seguir como ha sido hasta ahora.

Hoy en día, son miles de personas las que van a adquirir un coche nuevo y comienza la disyuntiva de si comprar un coche a combustible o eléctrico. Sin embargo ¿será realmente bueno comprar uno eléctrico?

Gracias a que los autos eléctricos ya tienen algunos años en el mercado podemos tener opiniones de cada uno de ellos y hacer una comparación para ver cual de estos resulta mejor.

Por un lado están los defensores

Si tienes algún amigo que pueda contarte su experiencia,sería perfecto, sin embargo Internet nos ayuda en esta tarea, está repleto de testimonios favorables de usuarios con coches eléctricos, algunos se han tomado la molestia de compartir con nosotros videos en  Youtube para que podamos observar todo mucho mejor. La cantidad de ventajas que tienen los coches eléctricos, no solo son muchas sino que son muy fáciles de enumerar.

 

  • No contaminan, por obvias razones.
  • El ruido que generan es mínimo, el único ruido que generan es el del neumático sobre el asfalto.
  • Mucho más baratos, al no tener componentes refrigerantes que disminuyen la vida del motor y solo se limitan a una revisión  rutinaria anual.
  • Los motores eléctricos y al contrario de lo que se piensan son muy potentes, dinámicos y la aceleración es rápida y constante.
  • Se aprovecha mucho más espacio, estos motores eléctricos ocupan mucho menos espacio son pequeños y están ubicados en otro sitio.
  • Más eficientes, con estos vehículos el ahorro es bárbaro, 100 km con este vehículo eléctrico costaría tan solo 2 dólares, mientras que 100 km con un vehículo de combustible costaría entre 12 y 16 dólares.
  • El ahorro es significativo, estos vehículos no tienen que estar en el taller varias veces al año, con tan solo una revisión que no cuesta mucho bastará.

 

Por otro lado están los detractores

 

  • Son más costosos.
  • Cuentan con muy poca autonomía.
  • Aún no se cuenta con suficiente sitios de recarga.
  • La recarga rápida es poco recomendable y normal tarda horas.
  • Menos especialistas, a la hora de que tu vehículo se quede accidentado es difícil conseguir alguien que conozca sobre este tipo de motor.
  • No contaminan mucho, pero la producción de energía eléctrica produce en la mayoría de los casos procesos contaminantes.
  • La industria participa en los vehículos eléctricos pero con mucho celo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *