Skip to main content

Los coches de hidrógeno garantizan cero contaminación

En algún momento se ha mencionado el coche de hidrógeno o de pila como la opción ideal para el futuro de la movilidad, aunque en la actualidad todavía se tiene muy poca información sobre el tema pues no es como si se tratara de marcas de moda, de nuevas colecciones de zapatos o joyas Tous Rosa, sino que se hace referencia a un método de transporte que puede reducir considerablemente la contaminación ambiental.

Hoy en día son varias las marcas que han apostado de manera muy consecuente por la pila de combustible. Toyota desde el 2002 está trabajando en este tipo de mecánicas, hasta que se materializó en el Mirai, mientras que la primera marca en presentar un modelo hidrógeno en el mercado fue Honda, con el FCX Clarity para el año 2008. La marca japonesa Mazda también ha creado un modelo para el uso hidrógeno, el RX8, un modelo que funcionaba tanto con gasolina como con hidrógeno, aunque este no llegó a producción.

La Hyundai también ha apostado por esta tecnología, de cero emisiones contaminantes. Para 2013 se comenzó a comercializar el Hyundai ix35 Fuel Cell, así mismo están a punto de lanzar una segunda generación de la pila de combustible materializada en el Hyundai Nexo. Muchos se preguntan si es una mejor opción la pila de combustible en comparación a los modelos 100% eléctricos. Este ha sido un debate que tiene años en proceso y en definitivo al hablar de tecnologías más actuales, aún se tiene mucho tema antes de lograr una conclusión definitiva. Un coche de pila de combustible es diferente a un automóvil eléctrico, ya que no se recarga mediante un enchufe. Esta nueva opción tiene unos tanques de hidrógeno que mezclan este gas con oxígeno para lograr la propulsión del vehículo.

El proceso electroquímico que resulta de mezclar oxígeno e hidrógeno se produce en la pila de combustible, generando energía eléctrica, además de agua. Mientras la electricidad se almacena en las baterías para ir nutriendo el motor y el agua restante en forma de vapor se expulsa. Los coches de hidrógeno sólo emiten vapor de agua por el tubo de escape. La principal ventaja señalada por los fabricantes de los vehículos de pila de combustible con respecto a los coches eléctricos, es el tiempo que se necesita para una recarga completa.

Alguna de las marcas con este nuevo tipo de coches, aseguran que la carga normalmente ronda los cinco minutos. La recarga del tanque de hidrógeno es una tarea muy parecida al la reposición de combustibles tradicionales, la cual se hace a través de una manguera que queda adicionada al depósito, mientras dura la reposición de dicho tanque.

La autonomía de estos vehículos es muy similar a la de los vehículos de combustión. La primera generación de pila de combustible podía alcanzar casi a los 430 km, mientras que la nueva, de segunda generación, con el Nexo está muy cerca de los 600 km. Es una nueva alternativa para reducir las emisiones que tienen los coches tradicionales en el ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *