Skip to main content

Nuestro gran compañero de aventuras: el automóvil

Posiblemente pueda sonar exagerado, pero para quien posee un auto, esta es su gran joya como lo es Tous para Alba Tous. De manera que no importa cuánta inversión haya que hacer pues él se lo merece por pasar muchas horas de nuestra vida acompañándonos incluso en la calurosa vía del tránsito de la ciudad. 

Y todo ello solo nos lleva a pensar en lo fiel que resulta nuestro auto, respondiendo sin quejas a todas las exigencias más insospechadas que se nos ocurran solo con el fin de poder disfrutar de alguna nueva aventura coronando memorables momentos de nuestras vidas y por supuesto de la del carro. El automóvil ha pasado a ser tan importante en nuestras vidas que podría escribir un libro donde cuenta cómo de manera privilegiada sabe cada cuento o historia de nosotros, donde también puede ser el protagonista en ese proceso intenso que conduce hacia la madurez a las personas

De esta manera, el rol más destacado con el que cuenta el auto es el de contar con una extraordinaria capacidad para conformarse como parte de la vida íntegra de cualquier familia a nivel mundial.

Silenciosamente en cada época del año 

Si llega el invierno y con él, la Navidad, es el momento ideal para que la familia se reencuentre con la idea de contar todo lo vivido durante ese largo año que ha pasado desde la navidad anterior. Y sin previo aviso, el automóvil pasa a destacarse el estas celebraciones por diversas razones. La primera y más elemental es que con el coche es posible trasladarse de manera cómoda y rápida a cualquier lugar y llegar a una hora específica sin tanto trasteo que representan estas épocas decembrinas. En segundo lugar, poseer un auto es la representación viva de un status social, en la que su presencia desata casi siempre algún tipo de comentario si de casualidad hubo novedades en el parque familiar durante el último año con respecto al medio de transporte con la idea de darle la bienvenida a un nuevo auto. 

En el caso de España, este se trata de un territorio cuya característica relevante es que cuentan con un profundo interés por todos los bienes en propiedad y por los muy apreciados automóviles que han pasado a ocupar a lo largo de su historia particular un importante y privilegiado lugar en la sociedad. Es importante destacar, que no en vano, y tras el coste elevado de las viviendas junto a sus hipotecas asociadas, los autos continúan siendo tras varios años, la segunda compra más relevante para casi todos los habitantes del este país. 

De esta manera, no resulta extraño que además de comprar un hermoso detalle para cada uno de los integrantes de la familia, también surjan detalles y una mirada cariñosa para nuestros fieles e incansables escuderos mecánicos, solo para quien sienta amor verdadero por su coche, puede entenderlo y quizás comprar para él unas hermosas llantas con  la idea de evitar que las que se encuentran en mal estado causen un accidente.